Exposición ‘Crono-Cuerpos’ en la Lonja del Pescado

119
Exposición Crono-Cuerpos Lonja del Pescado

La Lonja del Pescado acoge desde el 5 de julio la tercera edición del ciclo expositivo Diálogos, que se presenta anualmente y que plantea el encuentro entre dos artistas que son referencia en el arte contemporáneo.

Un encuentro precedido por el que en su momento tuvieron en la Facultad de Bellas Artes Ángeles Marco (Valencia, 1947-2008) y Núria Fuster (Alcoi, 1978), profesora y alumna respectivamente.

En Crono-Cuerpos ambas artistas asumen los presupuestos teóricos y formales del postminimalismo y del arte conceptual universal, desde diferentes momentos. Podemos ver un movimiento de péndulo, entre pasado y futuro, intercambiando los papeles de profesora y alumna.

Los materiales y técnicas de construcción industriales, elementos de derribo, del consumo cotidiano, la estructura y las formas geométricas, son usados en su concepción de la escultura, entendida como instalación, utilizando la provisionalidad de su ubicación en el lugar, haciendo partícipe al espectador como sujeto activo en la percepción/construcción de la obra.

Estas creadoras nos proponen la experiencia de la realidad a través del arte, fijar el movimiento, lo cíclico vital, en una imagen, un momento que lleva a otro, un nuevo inicio a partir de la memoria y de la condición de ese instante-presente.

La ambigüedad, la contradicción, lo paradójico, la relación cambiante entre los elementos, son conceptos que se concretan en sus obras a través de las sensaciones estéticas y físicas. El espectador participa en su concepción desde su fisicidad, interviene en su poiesis, en la creación de una realidad.

Ángeles Marco


Ángeles Marco, en la obra expuesta en la sala, perteneciente a sus series El Tránsito y Salto al vacío (1087-1998), crea un paisaje con la repetición, no siempre idéntica, de un elemento estructural metálico en forma de trípode que en su interior recrea, con la suspensión de un cono invertido de caucho, en algunas de estas estructuras, un espacio de vaivén visual, ascendente, por el trípode, descendente, por el cono.

La imagen se repite, pero no hay un orden jerárquico que paute la mirada, sino una simultaneidad, en esa conquista del espacio desde la percepción exterior. Las líneas y objetos componen un espacio teatral, narrativo, cuya perspectiva, marcada por las líneas paralelas o entrecruzadas, se distorsiona con el movimiento del espectador.

Lo inestable arquitectónico nos invita a penetrar en su interior, como en un espacio de tránsito, pero nos mantiene distanciados, nos dirige hacia lo inaccesible. Es una imagen en la que el tiempo, el espacio, el cuerpo, se construyen en la comprensión de la relación que establecen estos elementos.

Núria Fuster


Núria Fuster, en su última serie de esculturas, realizada a partir de la observación diaria del derribo de un antiguo edificio de la Stasi, los materiales deformados se convierten, como sílabas, en los mínimos elementos dotados de significado para crear palabras, sintagmas, frases, textos, haikus, en este caso, esculturas. Hay una fluidez combinatoria entre materia y espacio, el movimiento genera el espacio, el elemento invisible, aire, gravedad, convive entre lo inestable, la incertidumbre de los elementos.

En Walkers, un motor a lo largo de una vía cruza la sala de la Lonja del Pescado, arrastra una bota por el suelo. El cuerpo, constituido por motor, cable y bota, es el caminante. La máquina, con un ritmo constante es como un Sísifo mecánico que, al llegar a su destino, vuelve a empezar. ¿Siempre recorremos el mismo camino?, o ¿somos los mismos en cada repetición del recorrido? Nos presenta la acción de caminar como un cuestionamiento.

Desde el simbolismo del objeto y del mecanismo que genera el movimiento de la instalación, de manera más figurativa, desde el bucle del circuito mecánico, nos presenta el ritmo del transeúnte en la calle, en la vida, en la ciudad. El caminar como un acto revolucionario de posicionamiento, de libertad, como una significación frente al espacio social, político, estético.

Hay una relación histórica entre caminar y pensar, en esa conexión entre mente, cuerpo, espacio, ritmo de pensamiento, ritmo del camino, para dejar huella de ese tránsito. Nos identificamos, nos mezclamos con el todo, y vamos generando una huella, imperceptible, sutilmente intensa.

Ambas autoras reflexionan sobre el concepto del tránsito, del tiempo, del espacio, del cuerpo que construimos con ello, generando el movimiento metafórico o creado por la percepción del espectador, por su comprensión paulatina o simultánea de los espacios que configuran la obra.

Datos del evento


Del 5 de julio al 29 de septiembre 2024
Sala Municipal de Exposiciones Lonja del Pescado
Entrada libre

Horarios

Julio y agosto
De martes a sábado, de 15:30 h a 21:00 h.
Domingos, lunes y festivos cerrado

Septiembre
De martes a viernes de 10:00 a 20:45, ininterrumpidamente
Sábados, de 10:00 a 14:00 h y de 16 a 20:45 h.
Domingo, de 10:00 a 14:00 h
Lunes cerrado

De octubre a junio
De martes a viernes de 09:00 a 20:45, ininterrumpidamente
Sábados, de 10:00 a 14:00 h y de 16 a 20:45 h.
Domingos y festivos, de 10:00 a 14:00 h
Lunes cerrado

IMPORTANTE: AlicanteOut solo se hace eco de la información publicada por el organizador del evento, y no se hace responsable de los cambios de programación que puedan surgir desde la publicación de la misma, por el motivo que sea. Para cualquier información adicional, por favor, consultar directamente con el organizador del evento.