5 ideas para un fin de semana romántico en Alicante

379
5 ideas para un fin de semana romántico en Alicante

Con un delicioso clima Mediterráneo, una de las mejores gastronomías del país, unos precios más que asequibles y una gente encantadora, Alicante sigue siendo uno de los mejores destinos que tenemos a nuestro alcance para disfrutar de una pequeña escapada romántica con nuestra pareja. Por eso hoy te traemos cinco planes ideales si quieres disfrutar al máximo de la ciudad del amor en el Levante español.

Prepara tu crema solar para no sufrir quemaduras, separa algo de dinero suelto para las propinas, asegúrate de que la ubicación de tu hotel sea segura, y mantén lista tu VPN para poder conectarte sin riesgo a través de las redes Wi-Fi públicas. En cuanto tengas la mochila lista y todo preparado, podrás comenzar a disfrutar de un delicioso fin de semana romántico en Alicante con estas ideas para tu escapada en pareja:

1. Relájate en la playa

Alicante tiene algunas de las mejores playas de España, con unas arenas blancas que son una verdadera delicia para tus pies. Su oleaje suave hará que puedas bañarte en la costa casi como si estuvieras en una piscina, y, además, podrás broncearte mientras disfrutas de algunos de los cócteles más exquisitos que hayas probado jamás.

Invita a tu pareja a acompañarte durante un par de mañanas o tardes relajadas en la playa. Deja atrás todas tus preocupaciones, y concéntrate simplemente en el vaivén de las olas. Las gaviotas harán que tu descanso sea todavía más placentero volando en círculos aquí y allá. ¡Pocos lugares son tan perfectos para reavivar tu amor como las playas alicantinas!

2. Disfruta del amanecer

Despertar a tu pareja temprano por la mañana para que te acompañe a la costa para disfrutar del amanecer es uno de los mejores planes que puedes hacer durante tu escapada romántica. ¡Prohibido volver a tu ciudad sin haber visto el sol asomar por el horizonte en el mar Mediterráneo! Cuando veas esos tonos rojizos en el cielo, sentirás que son los mismos tonos que inundan tu corazón cuando miras a los ojos de tu pareja.

Ya habrá tiempo para regalos como joyas, ropa, o un par de noches en una suite de lujo. Pocos regalos son tan preciosos e imperecederos como un amanecer, sobre todo si se trata de un amanecer en algunas de las mejores costas españolas.

3. Piérdete por el casco antiguo

El barrio de Santa Cruz en Alicante tiene uno de los cascos antiguos más bonitos de España. Su viaje no estaría completo si no te dieras la oportunidad de pasar algunas horas recorriendo sus calles y explorando sus tiendas más emblemáticas.

Si además te tomas el tiempo de leer un poco sobre su historia, podrás sorprender a tu pareja contándole todos los misterios que encierran las calles de la ciudad. Elige algunas de las plazas más bonitas para hacer algunas buenas fotos para el Instagram. y no olvides dejar lugar para la improvisación y la espontaneidad de tu pareja. ¡Las calles de Alicante son el lugar perfecto para un paseo mágico realmente encantador!

4. Sorprende a tu pareja con una cena

Ya has tenido muchas cenas con tu pareja sentados en el sofá de casa, viendo Netflix y comiendo un sándwich de chopped. Tu pareja te adora, pero el amor hay que aderezarlo de vez en cuando con una cena en un restaurante que realmente merezca la pena.

Por suerte, en Alicante tienes algunos de los mejores restaurantes para esto. Restaurantes como El Portal, el Piripi, La Ereta –junto al castillo de Santa Bárbara– o la Dársena –en el puerto deportivo– son ideales para esa cena especial qué hará que tu pareja vuelva a sentir el amor por ti como si fuera el primer día… mientras se da una pequeña alegría para el paladar en forma de pasta, pescado o entrecot.

5. Navega por el Mediterráneo

Si te lo puedes permitir, acércate al puerto deportivo y alquila un pequeño barco para navegar durante algunas horas por el Mediterráneo. El plan será todavía más romántico si navegas durante el atardecer, contemplando el sol ponerse tras la ciudad, y disfrutando después de la tranquilidad y la armonía de las aguas durante la noche. Será uno de los momentos más idílicos que tanto tú como tu pareja hayáis vivido nunca.

Cuando estés de vuelta en casa, todo volverá a la normalidad, pero el recuerdo de ese viaje en barco –y la cena, los paseos, los amaneceres– permanecerá imborrable tras la sonrisa dulce de la persona que amas.