En casa con hijos: 4 ideas para pasar el tiempo juntos

73

Para contener la propagación del coronavirus se ha decretado un estado de cuarentena, en el que el único plan posible es quedarse en casa. En estos tiempos de confinamiento, mantener a los más pequeños ocupados y entretenidos es uno de los principales retos que se nos presenta como padres. Sin embargo, tenemos la posibilidad de aprovechar el aislamiento con nuestros hijos para desempeñar actividades productivas y fortalecer nuestra relación.

Existen multitud de juegos, actividades, ideas y planes que se pueden hacer sin salir de casa, perfectos para aprender y divertirse pasando un buen rato en familia, estimulando los sentidos y cultivando valores. Es por eso que, en este artículo, te proponemos cuatro actividades con las que tus pequeños estarán entretenidos y con las que toda la familia podrá pasar tiempo de calidad.

Estudiar online

El coronavirus provocó la suspensión de las actividades escolares presenciales en muchos países. Por lo tanto, una de las opciones más interesantes que tienen los padres para los hijos es la realización de cursos online, como los de idiomas extranjeros.

La tecnología nos brinda un fácil acceso a la educación online, teniendo a la mano diferentes recursos electrónicos (ordenadores, tablets, teléfonos inteligentes) que dejan a nuestro alcance una variedad de plataformas y/o aplicaciones móviles, cuyo fin específico es aprender desde la comodidad de nuestras casas.

Una de las plataformas más populares en estos meses, en la que niños y chicos tienen la capacidad de dedicar horas del día al estudio de un idioma extranjero, es Babbel, disponible en página web y aplicación móvil, que ofrece más de una decena de idiomas para que selecciones el de tu preferencia.

Los cursos de idiomas de Babbel cuentan con un método de aprendizaje que garantiza el logro de tus objetivos, y eres tú quien decide el plan de estudio, por lo que resulta ideal para que nuestros hijos aprendan a su ritmo, de manera interactiva y personalizada.

Jugar

Hoy más que nunca nuestros hijos tienen tiempo suficiente para divertirse, pero eso no significa que tengamos que dejarlos caer en el ocio y sumergirlos de lleno en el mundo tras la pantalla.

Para ir variando las propuestas con nuestros hijos y alternar con actividades fuera de las pantallas, existen numerosos juegos que, además de divertir a los más pequeños dentro del hogar, estimulan su capacidad cognitiva, su creatividad, la resolución los problemas, la motricidad, el ingenio y la convivencia con los demás miembros de la familia.

Queda de parte de nosotros transformar el juego en un catalizador de emociones, ayudando a gestionar el estrés de todos, superar el miedo que se pueda llegar a sentir y convirtiendo situaciones desfavorables en oportunidades de aprendizaje y desarrollo personal. Es fundamental fomentar el aprendizaje de los más pequeños, por lo tanto sugerimos una idea: aprovechar el potencial que ofrecen algunos juegos, sobre todo los juegos de mesa, para complementar las enseñanzas de la escuela.

Dibujar y pintar

No cabe duda que esta actividad es clave para el desarrollo creativo y la expresión artística de nuestros hijos. A través de la pintura, niños y chicos dan rienda suelta a su imaginación, fomentan su capacidad de concentración y, si prestamos atención, puede decirnos mucho acerca de sus pensamientos, sentimientos e ideas. Otra gran ventaja de esta actividad es el desarrollo de las habilidades motoras, ya que cuando se utilizan los colores, se intenta no salirse de los contornos y, poco a poco, nuestros hijos mejoran sus habilidades y, por ende, su motricidad fina.

A pesar de lo que podamos creer, esta actividad no es solamente beneficiosa para los más pequeños de la casa: ayuda también a los adultos a desconectarse de las preocupaciones diarias, por lo que nos relaja de forma natural. De hecho, representa una actividad ideal para pasar el tiempo en familia.

Realizar manualidades

Realizar manualidades sirve para estimular el desarrollo creativo, y es una actividad que potencia la habilidad artística de nuestros hijos, dándoles la oportunidad de utilizar su imaginación e ingenio. Son muchas las habilidades que se desarrollan con este sencillo pasatiempo: aprender a resolver problemas, estimular la motricidad y la coordinación.

Puedes utilizar varios materiales y técnicas para esta actividad: cartulinas, papel, plástico, plastilina. Esto les ayudará también a desarrollar las habilidades necesarias para resolver conflictos pacíficamente y con eficacia. Para los padres, realizar este tipo de actividades ayuda a reducir los niveles de estrés, además de promover el uso del cerebro de forma distinta.

Por estas razones, hay pocas cosas que consigan unir tanto a la familia como las manualidades. Compartir experiencias realizando manualidades proporciona una oportunidad de interactuar con nuestros hijos y brinda una experiencia de aprendizaje fundamental para su desarrollo cognitivo y personal.