Las 10 mejores playas de Alicante (Verano 2022)

958

Si te pasas como nosotros el verano de playa en cala, seguramente te vendrá muy bien saber dónde están las mejores playas y calas de la provincia de Alicante. Y es que tenemos la gran suerte de que la Costa Blanca está repleta de pequeñas calas y amplias playas con un gran encanto que han convertido nuestra provincia en un paraíso para los amantes del sol, el mar y las actividades al aire libre.

En este artículo no encontrarás todas las playas, calas y rincones junto al mar que es posible encontrar en Alicante y la Costa Blanca, pero nos hemos atrevido a confeccionar un listado con las 10 mejores playas y calas que hemos visitado para que este verano no te pierdas algunos de los rincones con más atractivo de nuestra costa.

Desde el sur de Alicante hasta el norte de Denia encontrarás todo un litoral con cientos de kilómetros del playas y calas para escoger según tus gustos. Largas playas de arena fina y dorada, pequeñas calas remotas y poco accesibles, otras de ámbito urbano y con mucho ambiente, salpicadas de pinos y palmeras o con atractivos chiringuitos, pero todas bañadas por un mar de aguas cristalinas, como demuestra la gran cantidad de Banderas Azules que ondean en la provincia.

La Costa Blanca, tal como se conoce el litoral de la provincia de Alicante, esconde auténticas joyas. Y en este artículo hemos elegido las 10 mejores playas y calas que hemos visitado para que disfrutes de ellas este verano.

Playa del Postiguet (Alicante)

La playa del Postiguet está situada en pleno centro de Alicante, y es una playa urbana junto al puerto y el paseo de la Explanada. Es una playa de arena fina ideal para tumbarse a tomar el sol y bañarse, dar un buen paso por la orilla o bien para recorrerla por el paseo que discurre paralelo en el que encontrarás un buen número de terrazas para escuchar música, disfrutar de un helado, una cervecita, un arroz o una rica hamburguesa.

Qué nos gusta:
Esta playa nos gusta sobre todo por el ambiente que tiene durante todo el año, aunque en plena temporada puede estar un poco atestada de gente. Aun así, el ambiente tanto familiar como de gente joven es formidable y tiene un carácter muy cosmopolita. La playa cuenta, además, con servicios como duchas y alquiler de hamacas. También dispone de zona de juegos infantiles, aparcamiento y áreas en las que se pueden practicar deportes.

Nuestra recomendación:
Nosotros solemos jugar un rato a las palas, darnos un baño y luego sentarnos en el Xiringuito Postiguet, justo al final de la playa, a escuchar música, tomar unas cervezas y comer algo, o bien cruzar al otro lado de la carretera donde hay un pequeño bar de comidas y tapas en el que tienen unos pinchos de tortilla espectaculares a muy buen precio. Los pillas y te los llevas a la playa junto con unas cervecitas. Un planazo ¡ideal!

Cómo llegar »
Más información »

Playa de El Carabassí (Elche)

La Playa del Carabassi está situada en el municipio de Elche, en la provincia de Alicante y está considerada como una de las mejores de la localidad. Se trata de una playa virgen de arena fina y dorada y aguas tranquilas y cristalinas. Está compuesta por un sistema de dunas que combina dunas altas recientes, dunas fósiles y varios pinares creando un ecosistema de gran valor ecológico y medioambiental.

Posee un amplio espacio de aparcamiento, conectado con la orilla del mar mediante pasarelas que discurren entre un entramado de dunas. También se puede acceder a través de las pasarelas situadas al final del paseo de los Arenales del Sol. La playa del Carabassí dispone, además, de servicio de hamacas, un chiringuito, lavapiés, baños y vigilancia marítima.

Qué nos gusta:
Esta amplia playa cuenta con una zona en el norte que está catalogada como playa libre, lo que quiere decir que se puede practicar el nudismo en ella. No obstante, no solo acuden personas naturistas y, durante los días de verano, puedes encontrar en ella una gran cantidad de gente con y sin bañador. También nos gusta su aspecto todavía “salvaje” y natural, lejos de edificaciones y zonas urbanizadas.

Nuestra recomendación:
Solemos ir mejor por la tarde, para aprovechar los últimos rayos de sol, caminar un rato o jugar a las palas, y luego darnos un baño. Si pillas un día con el agua limpia y tranquila, alucinarás con la sensación de paz y libertad que se respira dándote un baño desnudo. Si te quedas hasta que anochece, píllate unas cervezas en alguno de los chiringuitos cercanos, túmbate en la arena y disfruta de las estrellas y el rumor del mar como dios te trajo al mundo.

Cómo llegar »
Más información »

Calas del Cabo de las Huertas (Alicante)

El Cabo de las Huertas está situado entre las playas de San Juan y la Albufereta. Y es un tramo de costa que permite disfrutar de un día de playa alejado de los más concurridos arenales. Su singularidad ha convertido este rincón de Alicante en una zona naturista donde, si lo deseas, podrás tomar el sol y bañarte desnudo.

Es un entorno de enorme valor ambiental refugio de numerosas especies de aves, plantas y organismos marinos. El Cabo de las Huertas es un paraíso natural, una zona aún casi virgen del litoral alicantino que no te puedes perder si visitas Alicante. En este tramo de costa encontrarás numerosas calas entre las que cabe destacar: la Cala de los judíos, popularmente conocida como «La Calita», la Cala Cantalar, La Cala de la Palmera, o las Calas del Faro, a los pies del Faro del Cabo de la Huerta. Aunque lo mejor es que recorras la zona a pie y elijas la que más te guste.

Qué nos gusta:
De el Cabo de las Huertas nos gusta que es posible encontrar aún unas calas ideales para disfrutar del mar con cierta paz y tranquilidad. También que sus aguas transparentes y fondos rocosos son perfectos para la práctica del buceo. Otro de sus atractivos es que, además de pasar un agradable día de playa, podrás disfrutar de una sencilla ruta de senderismo desde la Cala Cantalar, por ejemplo, hasta la Playa de San Juan disfrutando de numerosas calas y unos paisajes formidables.

Nuestra recomendación:
Cuando vamos al Cabo de las Huertas nos gusta caminar un rato hasta alguna de las calas y luego pasar un buen rato buceando. Y es que el Cabo de la Huerta presenta una extensa pradera de posidonia y numerosos bancos de peces que observar, por lo que la experiencia es muy recomendable. Por lo tanto, no te olvides los escarpines y las gafas de bucear. Y si piensas pasar el día o unas cuantas horas, llévate unas cervecitas y algo para picar, porque no hay ningún establecimiento cercano para comprarlas.

Cómo llegar »
Más información »

Playa de Poniente (Benidorm)

Últimamente, una de nuestras preferidas. Se trata de la playa más extensa de Benidorm, con más de 3 km de longitud, lo que la convierten en un lugar ideal para pasear por su orilla. Es más tranquila que la de Levante y donde se concentran en mayor grado los turistas nacionales. Se trata de una playa urbana que cuenta con un paseo marítimo anexo que alberga una gran cantidad de restaurantes y terrazas.

Cuenta con una completa oferta de servicios y equipamientos de ocio, como plataformas flotantes, juegos infantiles, zona deportiva, zonas de sombra o un servicio de playas accesibles, que facilitan el acceso y disfrute para personas de movilidad reducida. La playa también tiene oferta de sombrillas, hamacas y lavapiés. En plena temporada, eso sí, está un poco difícil aparcar, si te acercas en coche.

Qué nos gusta:
De la Playa de Poniente nos gusta sobre todo la amplitud y tranquilidad que se respira. Y aunque en verano hay bastante gente, no hay tanta como en la de Levante, así que siempre es posible encontrar una buena parcelita gracias a que es una playa bastante grande. También, que casi todo el año es posible disfrutar en esta playa de un agua limpia y cristalina, de las mejores de nuestro litoral.

Nuestra recomendación:
Esta playa está genial tanto para ir por la mañana como por la tarde, los dos horarios tienen su encanto. Pero si vas por la mañana, como solemos hacer nosotros, después de caminar un poco por la orilla, jugar a las palas y darnos algún baño, podrás disfrutar de un aperitivo de lujo en Bar Baden Baden o bien tomarte un arrocito de los buenos en Restaurante Bolikki, pero no lo cuentes por ahí.

Cómo llegar »
Más información y actividades acuáticas »

Playa del Albir (Alfaz del Pi)

La Playa de El Albir (en valenciano l’Albir o Racó de l’Albir) es una playa de piedras perteneciente a la localidad de El Albir, en el municipio de Alfaz del Pi. Esta playa limita al norte con la Playa de Cap Blanc y al sur con la Sierra Helada, y tiene una longitud de 500 metros. Al sur, donde termina la playa, comienzan unas calas junto a los acantilados de la Sierra Helada de difícil acceso, pero con fondos repletos de fauna y flora excelentes para el buceo.

Sus aguas son limpias y cuentan con Bandera Azul. Se sitúa en un entorno semiurbano y cuenta con un paseo marítimo repleto de terrazas y restaurantes y zonas de estacionamiento. Una excelente opción para alejarse del bullicio y de las típicas playas de arena fina, con un gran encanto y una excelente oferta de restauración y hamacas para tumbarse junto al mar a pasar un agradable día de playa.

Qué nos gusta:
Aparte de sus aguas, generalmente limpias y cristalinas, aunque un poco más frías que las de otras playas, de la Playa del Albir nos gusta el ambiente cosmopolita que se respira, repleto de turistas y residentes nórdicos y holandeses, y la amplia oferta de coquetos restaurantes y magníficas terrazas que es posible encontrar en tan solo unos cientos de metros. Eso sí, al ser una playa de cantos rodados, no es de las más cómodas para plantar la toalla. Por lo que la mejor opción es llevar o alquilar una hamaca para disfrutar de un relajante día de playa con toda comodidad.

Nuestra recomendación:
Lo primero, si te lo puedes costear, alquila una hamaca en la zona sur, justo al final, en la que se denomina “zona del ancla”, ya que es la que está mejor para el baño. Y si además te llevas unas gafas de buceo y aletas quizá te puedes aventurar hasta los acantilados de la Sierra Helada, merece la pena. Luego puedes comer o picar algo en alguna de las terrazas o restaurantes del paseo. No dejes de visitar el Goa Restaurante Lounge y, si pillas sitio, siéntate en la terraza superior para disfrutar de las excelentes vistas.

Cómo llegar »
Más información »

Cala de la Fustera (Benissa)

La Cala la Fustera, ubicada en Benissa, es sin duda una de las mejores calas de Alicante, una pequeña playa de arena fina natural enmarcada por salientes rocosos que la protegen y embellecen, con una vegetación que se extiende hasta prácticamente primera línea de mar y con unos fondos cristalinos en los que destacan praderas de posidonia.

La playa posee servicios como chiringuito, baños, juegos infantiles, merendero, socorrista, actividades náuticas y acceso para personas con dificultades de movilidad.

Qué nos gusta:
El principal encanto de la Cala de la Fustera es el entorno en el que está situada. Y es que si te das un paseo siguiendo la línea de la costa tanto a derecha como a izquierda descubrirás un paisaje formidable repleto de pequeñas calas escondidas entre las rocas espléndidas para el baño y para bucear. Además, si sales de la cala hacía el sur, puedes recorrer el denominado Camino Ecológico de Benissa, uno de los senderos de costa más bellos del Mediterráneo, donde encontrarás rincones de ensueño y hasta un agradable merendero con mucha sombra.

Nuestra recomendación:
Nosotros nos hemos hecho asiduos de esta cala, ya que reúne todos los ingredientes para pasar un día junto al mar formidable. Generalmente reservamos en la terraza de Mandala Beach Bar & Restaurant y, antes de ir a comernos un arrocito o unos excelentes huevos rotos con jamón, nos recorremos el sendero ecológico en busca de algún nuevo rincón para darnos un baño. Y es que siempre encontramos alguno nuevo, mejor que el anterior. Después de comer simplemente nos echamos en la arena de la cala a esperar el atardecer y disfrutar de la tranquilidad y las vistas cuando la playa se empieza a vaciar. ¡Pla-na-zo!

Cómo llegar »
Más en Benissa »

Cala Baladrar (Benissa)

La cala del Baladrar está enclavada en un entorno de gran belleza paisajística. Se abre como un balcón hacia el Mediterráneo, entre acantilados y con pinos asomándose al azul del mar. Se trata de una cala de cantos rodados a la que hay que acceder descendiendo por unas escaleras hasta el nivel del mar. Un entrante rocoso divide la cala en dos secciones: el Baladrar y la Goleta.

En uno de sus extremos asoma un acantilado de 30 metros lleno de acanaladuras producidas por la erosión del mar y del que se ha desprendido una roca conocida como La Polida. La cala está protegida del viento de Levante y su poca profundidad, aguas cristalinas y abundante fauna y flora marinas la hacen perfecta para el buceo.

Qué nos gusta:
Una cala excelente para un día de picnic frente al mar y pasar el día tomando el sol, bañándose y buceando. Además, la cala dispone de aparcamiento, aunque no mucho, por lo que en temporada alta es bastante limitado y es mejor madrugar. También, por el estupendo Chiringuito Olalà, con unas excelentes vistas. En su terraza, con música en directo o Djs en muchas ocasiones, podrás disfrutar de una copa, picar algo o bien degustar una paella frente al mar.

Nuestra recomendación:
Nosotros solemos llegar, mejor, a última hora de la mañana, con tiempo para darnos unos cuantos baños y tomar el sol un rato. Luego, gracias a que según van transcurriendo las horas parte de la cala se queda a la sombra, buscamos un sitio donde poder disfrutar de nuestro picnic sin el agobio del sol. Al atardecer nos subimos a tomar una cervecita a la terraza del Chiringuito Olalà y disfrutar de la música, y las vistas.

Cómo llegar »

Cala de la Granadella (Jávea)

La Cala de la Granadella es, sin duda, una de las bonitas de la costa alicantina y, quizá por ello, los últimos años está demasiado concurrida, así que el acceso le resulta posible sólo a los más madrugadores. Y es que encontrar estacionamiento aquí se ha convertido en un objetivo casi imposible. Pero para muchos, entre los que nos encontramos nosotros, el madrugón bien vale la pena.

La Cala de la Granadella es bastante pequeña y es una playa de grava. Sin embargo, sus aguas transparentes y la frondosa vegetación de las colinas que la cobijan la han convertido en una de las joyas de la Costa Blanca. Esta cala, además, ostenta bandera azul desde 1987 y ni un solo año ha faltado a su cita con este galardón que acredita la excepcional calidad de sus aguas. En adición, la Granadella está muy bien equipada y dispone de todo tipo de servicios como: socorrista, sombrillas y tumbonas, lavapiés y duchas, aseos públicos, varios restaurantes y alquiler de kayaks y tablas de paddle surf.

Qué nos gusta:
Los tonos turquesa o esmeralda de sus aguas, según la incidencia del sol, y su excepcional entorno, entre acantilados rocosos, convierten a la Granadella en un rincón ideal, no sólo para el baño y el relax, sino también para disfrutar de la práctica de deportes acuáticos como el snorkel. Así que no te olvides de tu kit de buceo. Pero sobre todo nos gusta porque conserva un aspecto bastante salvaje y natural, lo que constituye su principal atractivo, así como la variada oferta de restauración con vistas.

Nuestra recomendación:
Llega temprano para poder acceder o te quedarás con las ganas. Si quieres comer un arroz con vistas al mar en la misma cala, reserva con bastante antelación y, una vez solucionada esta parte, disfruta del baño y el buceo en una de las calas con mejores aguas de la Costa Blanca. Por la tarde, si te quedan fuerzas, puedes probar a ascender al llamado Castell de la Granadella para disfrutar de las espectaculares vistas.

Cómo llegar »
Más información »

Cala del Portitxol (Jávea)

Se trata de una cala de grava, bolos y roca situada entre el Cap Prim y el Cap Negre. Se puede acceder, tanto en coche desde la carretera del Cabo de la Nao, como a pie desde el Mirador de la Cruz del Portitxol. Frente a la cala, está la Isla del Portitxol de gran interés botánico y arqueológico. Es una cala altamente recomendada para la práctica del submarinismo. Su nivel de ocupación es alto y su longitud es de 900m.

Desde hace un tiempo se ha convertido en una cala bastante famosa gracias al “efecto Instagram”, ya que sus casitas de pescadores con fachadas blancas y puertas pintadas de azul se han convertido en uno de los lugares más instagrameados del Mediterráneo. Más allá de este “efecto”, la cala está situada en un paraje de gran belleza y es un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos como snorkel y kayak. Además, cuenta con parking (no muy grande por lo que mejor llegar pronto), y con dos restaurantes con preciosas vistas: Cala Clemence y La Barraca.

Qué nos gusta:
De este cala nos gusta sobre todo la transparencia de sus aguas y sus fondos marinos, excelentes para el baño y para practicar el buceo. También que en sus inmediaciones se encuentre un lugar como Cala Clémence del Portichol, una excelente terraza elevada con vistas al mar con ambiente bohemio y decoración chill-out en la que es posible disfrutar de una copa o algo para comer mientras escuchas música, e incluso tumbarse en una de sus cómodas camas. La auténtica definición de “la buena vida”.

Nuestra recomendación:
Como en la Granadella, en Protitxol tienes que llegar pronto para poder acceder. Pero una vez lo hayas conseguido podrás disfrutar de una de las joyas del Mediterráneo. Llévate escarpines y las gafas de buceo para disfrutar de sus fondos y, una vez te canses del sol y el agua, súbete a Cala Clémence a tomar algo y escuchar un poco de música, o bien date una vuelta hasta la parte de la cala situada justo debajo del Restaurante La Barraca, donde se suele encontrar sombra al inicio de la tarde para echarse una buena siesta.

Cómo llegar »

Playa de Les Marines (Denia)

Se trata de una amplia playa de arena que limita al norte con la Barranco de l´Alter y al sur con el Barranco del Regatxo y tiene una longitud de 3.147 metros. Se sitúa en un entorno urbano, aunque con pocas edificaciones, y dispone de acceso por calle, camino y carretera. Además es accesible para personas con discapacidad y cuenta con balizamiento. Está emplazada entre las playas de Les Bovetes y Albaranes y cuenta con el distintivo de Bandera Azul.

Qué nos gusta:
Además de por la calidad de sus aguas, esta playa nos gusta porque es ideal para disfrutar en familia y porque dispone de una gran cantidad de servicios, hamacas y algunos excelentes chiringuitos. En concreto, la última vez que fuimos por allí descubrimos uno que nos gustó especialmente, el Blay Beach, un restaurante y terraza chill-out  en el que pasamos un buen rato.

Nuestra recomendación:
Instálate en algún lugar de la playa cerca del chiringuito que te indicamos y, después de darte unos baños refrescantes, jugar a las palas o darte un buen paseo por la orilla del mar, vete a tomar el aperitivo al Blay Beach y a escuchar un poco de música mientras disfrutas de la brisa marina a la sombra. Para finalizar, disfruta de un excelente arroz valenciano frente al mar en la amplia terraza de su restaurante.

Cómo llegar »
Más información »

Y hasta aquí nuestra selección con las que consideramos algunas de la mejores playas y calas de Alicante, y algunas recomendaciones si te decides a visitarlas. Seguro que muchas veces has soñado con unas vacaciones de ensueño en playas paradisíacas de aguas cristalinas… Pues tenemos una buena noticia, no tienes que irte muy lejos, ya que en la Costa Blanca están algunas de las mejores playas del mundo. Así que este verano descubre con nosotros algunos de los rincones más bellos del Mediterráneo.

Si deseas conocer más opciones, visita nuestra sección Playas de Alicante.