7 playas de la Costa Blanca que debes visitar

231
Playa Levante Benidorm

La Costa Blanca es uno de los principales destinos turísticos de España. Sus favorables condiciones climatológicas con una temperatura anual promedio de 19.3ºC y más de 2.800 horas de sol cada año, se suman a un litoral de paisajes diversos e infinitas posibilidades de ocio.

Si planeas hacer una escapada puedes aprovechar multitud ofertas de viajes a la Costa Blanca a través de la red en portales como CentraldeVacaciones.

A continuación repasamos siete de sus mejores playas. ¡Presta atención! 

Playa La Caleta de Villajoyosa

Su bajo nivel de ocupación la convierte en un rincón especialmente atractivo si de lo que se trata es de pasar una velada íntima y tranquila. Con una extensión reducida (de 160 metros de longitud y 30 de anchura), se sitúa en una ubicación bastante poco accesible, especialmente para turistas que no conocen la zona. Es una buena alternativa a las zonas más masificadas de la provincia. Su superficie de guijarros, sus aguas cristalinas o su cercanía a los acantilados le proporcionan un encanto único.

Playa Carabassí de Elche

Se extiende sobre una superficie de 900 metros de dunas de arena dorada. Es una de las playas más populares por lo que su nivel promedio de ocupación suele ser medio-alto. Carabassí cuenta con una zona destinada al nudismo. Además está flanqueada por un paisaje natural de gran riqueza y diversidad ecológica que constituye uno de sus principales reclamos junto a su agua excepcionalmente cristalina. Además, sus aguas cuentan con una temperatura media más baja que el promedio de playas que forman parte del Mediterráneo. 

Playa de Tabarca

Ha ganado especial popularidad gracias a la biodiversidad de su flora y fauna. Se localiza dentro de la isla de Tabarca y posee una extensión que abarca 200 metros de longitud y 20 metros de ancho. Cuenta con un suelo mixto de guijarros y arena. Este pequeño entorno de apariencia subtropical recibe más de 3.000 visitantes cada día durante los meses más calurosos. Sus accesos principales en barco son los puertos de Alicante, Torrevieja, Guardamar y Santa Pola. Su paisaje, sus aguas cristalinas y su ambiente tranquilo convierte a esta isla en un destino recomendable para una escapada de fin de semana.

Playa Racó de l’Albir de Alfaz del Pi

Es uno de los destinos estrella para la práctica de deportes náuticos. Cuenta con una extensión que supera los 500 metros de longitud. Se integra en un enclave de tipo semiurbano con acceso a servicios de alquiler de tablas de windsurf y locales de tapas y restaurantes. Su suelo de guijarros y sus aguas cristalinas, así como su espectacular fauna marina la convierten en un entorno apropiado para la práctica de esnórquel y buceo. Su cara sur colinda con el parque natural Sierra Helada.

Playa de Levante de Benidorm

Es uno de los destinos más transitados de todo el mediterráneo. Con una ocupación elevada, especialmente durante temporada alta y un entorno puramente urbano con múltiples opciones de ocio para todas las edades es una de las alternativas más dinámicas. Cuenta con una extensión que supera los dos kilómetros de longitud de suelos cubiertos por arena fina. Al ser una de las zonas con mayores tasas de ocupación en ocasiones puede resultar difícil encontrar un hueco, sin embargo, sus paisajes repletos de turistas constituyen una de sus señas de identidad.

Playa Marineta Casiana de Denia

Situada en un entorno de tipo semiurbano, esta playa cuenta con un oleaje mayoritariamente suave por lo que se ha convertido en uno de los destinos familiares más populares. Cuenta con una extensión que supera los 1.200 metros y está coronada por la presencia de un espectacular paseo marítimo. Sus aguas calmas y tranquilas invitan a la práctica de deportes como el esnórquel. Con un nivel de ocupación moderadamente elevado y una baja profundidad, Playa Marineta Casiana es una buena opción para hacer visitas con los más pequeños.

Para más información, puedes acceder a nuestra selección con las Mejores Playas de Alicante aquí.