La Cabalgata de Reyes de Alcoy tiene una arraigada tradición, y es considerada una de las Cabalgatas de Reyes Magos más antiguas de España. Se celebra cada 5 de enero de manera continuada desde 1885, y sus antecedentes documentales datan de 1866.

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y Bien Inmaterial de Interés Cultural, en esta singular cabalgata participan más de mil alcoyanos y alcoyanas. Pajes y antorcheros, servidores y escoltas acompañan a Melchor, Gaspar y Baltasar, que hacen su aparición a lomos de sus camellos. Durante el desfile se reparten cientos de regalos.

Uno de los momentos más emocionantes del desfile tiene lugar cuando la procesión llega a la plaza y los Reyes bajan de sus cabalgaduras para acercarse hasta el Nacimiento. Este es el momento de la Adoración al Niño Jesús, que viene ornamentado con el efecto de las bengalas distribuidas entre el público.

El acto finaliza con fuegos artificiales y efectos de megafonía con la interpretación del Mesías de Haendel.

Bando Real

Un día antes de la Cabalgata, el 4 de enero, tiene lugar el Bando Real. El Embajador Real recorre las calles de la ciudad anunciando la inminente llegada de los Reyes Magos. Los niños escuchan la llamada y depositan sus cartas en unos buzones que cargan unas burritas sobre sus lomos.

El Bando Real se inicia a las 19.00 h. desde la Font Redona, y finaliza alrededor de las 21 h. a la altura de la parroquia de San Roque. En la lejanía de la montaña de Sant Cristòfol, luces de hogueras y bengalas simulan el campamento de los Reyes del Oriente.