La provincia de Alicante cuenta con nueve enclaves naturales que merece la pena recorrer en cualquier época del año: son los Parques Naturales de Alicante.

La Comunidad Valenciana cuenta con 22 parques naturales, de los cuales 9 se hallan en la provincia de Alicante. El distintivo de «parque natural» se otorga a espacios naturales que han sido poco –o nada– manipulados por la acción del hombre. Destacan por sus características paisajísticas, biológicas o geológicas, y gozan de una protección especial con el fin de mantener intacto su valor.

Conoce los 9 Parques Naturales de Alicante

Los 9 parques naturales de Alicante pueden dividirse en 3 grupos: sierras de interior, sierras litorales y humedales, compuestos estos últimos por marjales y salinas.

Parque Natural de la Font Roja

Enclavado en la comarca de l’Alcoià, entre los términos municipales de Alcoy e Ibi, el Parque Natural de la Font Roja es uno de los espacios naturales mejor conservados de la Comunidad Valenciana. En sus más de 2.000 hectáreas de área protegida, el bosque mixto de carrascas y quejigo sirve de refugio a numerosos grupos de fauna forestal como el gato montés, el jabalí, el tejón, la garduña y la comadreja. La cumbre del Menejador, con 1.356 m de altura es la cota más elevada del parque. La visita a este parque ofrece también joyas de la arquitectura tradicional, como la Nevera Coloma o el santurario.

Parque Natural de la Font Roja

Parque Natural de Serra Mariola

Declarado Parque Natural en 2002, el Parque Natural de Serra Mariola está separado del Parque Natural de la Font Roja por el río Polop. Gracias a los importantes acuíferos de Mariola, el paisaje está salpicado por numerosas fuentes y manantiales. Sus casi 17.000 hectáreas están dominadas por carrascas, fresnos floridos, arces y tejos, en las que prosperan una amplia variedad de plantas aromáticas y reside una fauna similar a la del parque natural vecino. De especial relevancia son los restos patrimoniales que se hallan en este enclave natural, como la cueva de la Sarsa, El Salt, la muela de Agres o el conjunto de caves o pous de neu, como la cava arquejada d’Agres o la de Don Miguel.

Parque Natural Sierra Mariola

Parque Natural de Serra Gelada

Entre los municipios de Benidorm y Alfàs del Pi se halla uno de los ejemplos más singulares de las sierras litorales valencianas, la Serra Gelada. Con grandes acantilados, el conjunto de ecosistemas —de incalculable valor— que conforman dicha sierra y los fondos marinos que la rodean fue declarado Parque Natural marítimo-terrestre en 2005. De su 5.564 hectáreas, el 88 % corresponden al medio marino. El Parque Natural de Serra Gelada atesora una importante reserva natural marina, como la pradera de posidonia, y su fauna destaca por sus especies marinas, como el paíño común, la gaviota de Audouin o el halcón peregrino.

Parque Natural Serra Gelada

Parque Natural del Penyal d’Ifac

Uno de los símbolos de la Costa Blanca es, sin duda, el Penyal d’Ifac en Calpe. Elevada sobre el mar hasta los 332 metros de altura, esta roca, unida a tierra por un estrecho istmo, fue declarado Parque Natural en 1987. Con una superficie de solo 53,2 hectáreas, es uno de los espacios naturales protegidos de menor extensión, pero uno de los más visitados. La singularidad de su flora y la riqueza de su patrimonio histórico, con valiosos yacimientos arqueológicos, hacen de este enclave natural un parque natural de primer orden.

Parque Natural del Penyal d'Ifac

Parque Natural del Montgó

Este parque constituye uno de los paisajes más espectaculares del litoral valenciano. Declarado Parque Natural en 1987, el Parque Natural del Montgó abarca una extensión de 2117.68 ha entre los municipios de Denia y Jávea, elevándose hasta los 753 metros de altitud. La vegetación está formada por el clásico bosque mediterráneo, y cuenta con más de 650 especies de flora. Debido a la presencia de los mayores acantilados de nuestro territorio, sirve de refugio a numerosa ornitofauna litoral, como la gaviota patiamarilla, el cormorán moñudo y la pardela cenicienta. El Montgó alcanza el mar en el Cabo de San Antonio, el cual a sus pies da cobijo a la Reserva Natural de los fondos marinos que lleva su nombre, declarada en 1994 por la importancia de sus fondos y la biodiversidad que estos albergan.

Parque Natural del Montgó

Parque Natural de la Mata-Torrevieja

Ubicado en la comarca de la Vega Baja del Segura, el Parque Natural de la Mata-Torrevieja se extiende por las localidades de Guardamar del Segura, Torrevieja, los Montesinos y Rojales. Este humedal, junto con los Parques Naturales de El Hondo y las Salinas de Santa Pola, es de vital importancia para la supervivencia de numerosas especies. Dos lagunas separadas —de 1.400 hectáreas la de Torrevieja y 700 la de La Mata— componen este parque natural. Están unidas entre sí por un canal y asimismo comunicadas artificialmente con el mar por medio de dos canales conocidos como «acequiones». La laguna salada o laguna rosa, como se conoce a la laguna de Torrevieja, es el enclave principal de la explotación salinera de la localidad.

Parque Natural de la Mata-Torrevieja

Parque Natural de las Salinas de Santa Pola

Las 2.470 hectáreas del Parque Natural de la Salinas de Santa Pola discurren por la zona litoral de la Bahía de Santa Pola. Además de estar protegido como Parque Natural, este humedal está declarado como Zona de Especial Importancia para las Aves mediante una directiva europea e incluido en la lista RAMSAR como humedal de importancia internacional. Si hay algo característico en las Salinas de Santa Pola es la constante presencia de flamencos y cigüeñuelas. La zona comprende explotaciones salineras, una serie de charcas de agua dulce con mayor o menor grado de salinidad, una zona de dunas y playa y una escasa porción de tierra de cultivo.

Parque Natural de las Salinas Santa Pola

Parque Natural El Hondo

Localizado entre Elche y Crevillente, el Parque Natural El Hondo es el segundo humedal en importancia en la Comunidad Valenciana, después de la Albufera. Fue declarado Parque Natural en 1994, y está incluido, al igual que el Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, en el listado RAMSAR de Protección mundial de zonas húmedas. El Parque Natural El Hondo alberga un gran número de especies en peligro de extinción, como la cerceta pardilla o la malvasía cabeciblanca. En el medio acuático encontramos la anguila, el mújol, la carpa y el fartet común, un pequeño pez endémico del Mediterráneo español. Los atardeceres en este humedal son extraordinarios, y las diversas pasarelas y observatorios permiten al visitante conocer varios rincones del parque y observar la actividad de las numerosas aves.

Parque Natural El Hondo

Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva

Ubicado en el litoral situado entre las provincias de Valencia y Alicante, el Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva tiene una extensión de 1.290 hectáreas. Rodeado por las sierras de Mustalla, Migdia y Segària, forma una herradura abierta al mar, en cuyo centro se encuentra la marjal. Este humedal sirve de hábitat a una fauna rica y variada, y destaca por ser una zona de almacenamiento y nacimiento de aguas subterráneas, atenuando atenúa los efectos de las inundaciones y regulando, de manera natural, la calidad del agua. Es una zona de paso de los movimientos migratorios de las aves, convirtiéndose en una paraje de importantes valores naturales, científicos, paisajísticos, agrícolas, culturales, educativos y recreativos. Declarado Parque Natural en 1994, está incluido en el listado RAMSAR. Asimismo, es Zona de Especial Protección para las Aves y se encuentra dentro de la red Natura 2000 de la Comunidad Económica Europea.

Parque Natural de la Marjal Pego-Oliva