10 Pueblos bonitos de Alicante que no te puedes perder

1741

Tanto si resides en Alicante como si vienes de visita, en este artículo descubrirás los pueblos más bonitos de la provincia de Alicante y Costa Blanca, tanto de costa como de interior.

Cualquier época del año es buena, para salir de excursión y descubrir qué pueblo es el más bonito de Alicante. Y es que tanto los pueblos de la Costa Blanca como los del interior de la provincia de Alicante tienen un encanto especial que los hace únicos.

El privilegiado clima de Alicante te permitirá, además, disfrutar de sus paisajes y calles con esa luz característica del Mediterráneo que inunda cada rincón y que convertirá tu excursión o escapada en una auténtica gozada.

Así que sigue leyendo para saber qué pueblos ver en la provincia de Alicante, cuál es el pueblo más bonito de la Costa Blanca y qué no te puedes perder en Alicante tanto si vienes de visita como si ya resides en la “terreta”.

Hay mucho y muy bonito para ver en Alicante y, si eres como nosotros, disfrutarás de la naturaleza, visitando paisajes y rincones pintorescos, pero también de paradas imprescindibles para cañitas, tapeo o degustar alguna especialidad típica en alguno de los muchos bares y restaurantes que hemos conocido durante nuestras excursiones.

En este artículo encontrarás los pueblos más bonitos de Alicante, y que no te puedes perder. Destinos de costa y de interior ideales para disfrutar en cualquier época del año de una escapada o atractivas excursiones de fin de semana.

Altea, un paseo hacía la Cúpula del Mediterráneo

Vistas desde una de nuestras cuestas favoritas de Altea

Nos encanta Altea en cualquier época del año, pero en otoño e invierno cuando ya hace fresquito y los visitantes de la temporada estival han vuelto a sus lugares de origen, tenemos nuestras cuestas preferidas para llegar hasta la Cúpula del Mediterráneo casi en exclusivo para nosotros.

Si estás planeando una excursión o escapada, te recomendamos un recorrido desde el paseo marítimo de Altea hasta la parte alta de este pueblo perdiéndote por sus típicas callejuelas encaladas para disfrutar de algunos de los rincones y vistas más atractivos de la Costa Blanca.

Y es que Altea lo tiene todo, un encantador casco antiguo de callejones empinados y casitas blancas que cautiva, unas vistas al Peñón de Ifach y a la Sierra Helada inmejorables, y además una oferta gastronómica en coquetos restaurantes y terrazas que no te defraudará. Por todo ello, no cabe ninguna duda de que se trata de uno de los pueblos más bonitos de Alicante.

Un buen número de restaurantes jalonan los alrededores de la Plaza de la Iglesia, y el origen marinero de la población se deja notar en sus arroces, pescados y mariscos. Pero si te gustan los sabores exóticos, y nos guardas el secreto, nuestra recomendación es rematar tu excursión a esta encantadora población con una visita al restaurante Crown of India, uno de los mejores establecimientos de cocina hindú que hemos probado y que, además, tiene una estupenda terraza con vistas en la azotea.

Si quieres saber cómo llegar a Altea, haz clic aquí.

>>>Descubre los Mejores Alojamientos en Altea aquí.

Xaló, y el Valle de Pop

Rincón pintoresco de Alcalalí en otoño

Jalón (en valenciano Xaló) es un municipio de la Comunidad Valenciana, situado en el noreste de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta. Jalón pertenece, junto con los municipios de Alcalalí y Llíber, a la subcomarca de Aixa, al sur de la comarca. Si quieres saber cómo llegar, haz clic aquí.

El origen de este encantador pueblo, como es de dominio público, se remonta a la Edad Media, con las alquerías musulmanas de Ràfol de Xaló o Benixaloni, y se caracteriza por la imagen de los viñedos que rodean la población y la cúpula y campanario de su iglesia.

Xaló ofrece una nutrida oferta de productos tradicionales, con tiendas, bodegas y la cooperativa, así como un pintoresco mercado todos los martes, el Mercado del Rastro todos los sábados, y Mercado de la Tierra los primeros sábados de cada mes.

Nosotros solemos acercarnos precisamente en estas últimas fechas, para además de realizar una agradable ruta por la naturaleza dar un paseo por el mercadillo. Muy entretenido y con una interesante oferta de restauración, tanto en quioscos del mercadillo como en los bares y restaurantes aledaños.

Muy interesante resulta también, si te acercas a Xaló, y después de visitar el mercadillo y tomar algo, hacer la ruta en coche hasta Lliber y Alcalalí, a tan solo unos minutos de esta población.

Lliber es un pequeño pueblo con mucho encanto situado justo al lado de Xaló que puedes recorrer en tan solo unos minutos, y del que salen algunas rutas de senderismo bastante atractivas en su parte alta.

Además no puede faltar la visita a la terraza de su plaza principal, junto a la iglesia, muy agradable para pasar un rato disfrutando de las vistas y una cervecita. Si quieres saber cómo llegar a Lliber, haz clic aquí.

Y si quieres aprovechar todavía más tu visita al Valle, puedes recorrer por una atractiva carretera jalonada de almendros, olivos y otros cultivos la corta distancia que separa Xaló de Alcalalí, uno de los pueblos más bonitos de Alicante y otra de las joyas de la Vall de Pop.

Alcalalí es un coqueto pueblo famoso por su ruta de los almendros en flor, pero además durante todo el año ofrece una interesante oferta gastronómica, unas preciosas vistas, rincones muy pintoresco, y algunos senderos para pasear por la naturaleza entre cultivos mediterráneos. Si quieres saber cómo llegar a Alcalalí, haz clic aquí.

>>>Descubre los Mejores Alojamientos en Xaló y el Valle de Pop aquí.

Tárbena, gastronomía tradicional con vistas

Vista panorámica de Tárbena

Muy cerca del Valle de Pop encontrarás Tárbena, un pueblo no muy conocido, pero con gran encanto, y a tan solo una hora de Alicante, que merece la pena visitar.

Nosotros lo descubrimos a través de una visita gastronómica. Nos habían hablado de un pequeño restaurante tradicional, Can Pinet, y como no podemos resistirnos a este tipo de cocina, nos acercamos a conocerlo y, de paso, a descubrir Tárbena. 

Desde entonces, visitamos la zona asiduamente tanto por la gastronomía como por las vistas, así como por el agradable recorrido en coche salteado de miradores panorámicos y rincones con encanto para disfrutar durante la ruta.

Tárbena está en pleno corazón de la provincia de Alicante, entre montañas. Y es un pequeño pero encantador pueblo de pintorescas callejuelas que, además, atesora unas magníficas vistas y varias fuentes naturales. 

Rodeada de huertos y almendros, en Tárbena se respira un ambiente apacible que invita a caminar y disfrutar de las vistas que, de enero a marzo, se transforman en una explosión de colores blancos y rosados de los almendros en flor.

Tárbena es sin duda un lugar que puede figurar como uno de los pueblos del interior con más encanto de Alicante, y que bien merece una visita por su ambiente rural y por las interesantes posibilidades de turismo activo que atesora. Y es que desde Tárbena puedes realizar, entre otras actividades, atractivas rutas de senderismo y en bicicleta.

Por último cabe destacar que, como otros pueblos del interior de Alicante, Tárbena ofrece una pequeña pero atractiva oferta gastronómica de estilo tradicional. De los distintos bares y restaurantes que hay en el pueblo y alrededores, nosotros hemos probado Can Pinet, en el casco urbano del pueblo, y Sa Cantarella, en la ruta de acceso a Tárbena y los dos nos encantaron. 

Can Pinet por su cocina y decoración tradicional. En su pequeño y singular comedor podrás disfrutar del plato típico de Tárbena, la sobrasada con miel, así como de unas excelentes carnes y embutidos de la zona sin pretensiones, pero con todo el encanto y sabor de la comida tradicional. 

De Sa Cantarella cabe destacar su espectacular terraza, con vistas a Tárbena. Una parada que no te puedes perder si visitas la zona para descubrir uno de los lugares con más encanto de Alicante para picar algo con una cervecita o un buen vino mientras disfrutas del sol y las excelentes vistas.

Benissa, encanto mediterráneo en estado puro

Vistas del Peñón de Ifach desde el Camino Ecológico de Benissa

Benissa es otro de nuestros lugares favoritos de la provincia de Alicante y que visitamos con mucha asiduidad, tanto por el encanto del pueblo como por la espectacularidad de su tramo de costa, lo que lo convierte en uno de esos sitios bonitos de Alicante que atesoran todo el encanto del Mediterráneo en su estado más puro.

Y es que si su centro histórico es digno de visitar, como es de dominio público, por sus palacetes y casas señoriales, su tramo de costa y su entorno montañoso lo convierten en uno de esos pueblos muy cerca de Alicante que no te puedes perder si deseas conocer uno de los lugares con más encanto de la Costa Blanca. 

Este municipio alberga algunas de las calas más bonitas de Alicante, que es posible recorrer a  través de un sendero litoral denominado Camino Ecológico de Benisa

Así que cuando vamos de excursión a Benissa generalmente paseamos un poco por el pueblo y tomamos algo en alguna de sus terrazas, bares o restaurantes, pero lo que más nos gusta es recorrer el Camino Ecológico y luego terminar en la Cala de la Fustera con un arrocito con vistas al mar Mediterráneo. ¡Todo un planazo! 

Si quieres saber cómo llegar a Benisa, haz clic aquí.

Polop de la Marina y La Nucia, un paseo con vistas

Vistas de Polop de la Marina desde el Mirador de La Nucia

Siempre que pasamos cerca de Polop, en alguna de nuestras numerosas excursiones por la provincia de Alicante, nos detenemos a contemplar la emblemática imagen de su contorno recortando el horizonte con el Meditarráneo al fondo. Una estampa que le convierte en uno de los pueblos más bonitos de Alicante.

Polop de la Marina es otro de esos pueblos de Alicante que ha conservado ese encanto especial que atesoran algunas localidades del interior de la provincia. De hecho, Polop es, según muchos alicantinos y como ya es de dominio público, una de las imágenes más representativas de la Costa Blanca.

A nosotros, en particular, nos encanta pasear por sus empinadas calles o dar un largo paseo por alguno de los senderos de las montañas que lo rodean. Perdernos por su pintoresco casco antiguo, encaramado al cerro que antaño estuvo dominado por un castillo. Disfrutar de su magnífico marco natural presidido por el Monte Ponoig, el «León Dormido» de Gabriel Miró.

Y para finalizar tu visita, después de pasear por su callejuelas o realizar alguna ruta de senderismo, si deseas contemplar la característica silueta de Polop desde una perspectiva privilegiada, date un paseo por el Mirador de Polop y finaliza tu recorrido en La Nucia para disfrutar de una exquisita carne a la brasa con vistas a Polop en Restaurante Carbón.

En definitiva, ya sea para disfrutar de sus fantásticas rutas de senderismo o simplemente para pasear por sus calles y plazas y disfrutar de su gastronomía, Polop y La Nucia es una parada imprescindible para cualquier viajero que quiera descubrir los lugares con más encanto de de la provincia de Alicante. 

Si quieres saber cómo llegar a Polop de la Marina, haz clic aquí.

>>>Descubre los Mejores Alojamientos en Polop de la Marina aquí.

Finestrat, un pintoresco pueblo a los pies del Puig Campana

Vistas a la Cala de Finestrat desde el sendero hacía la Torre del Aguiló

Finestrat está situado a los pies de la, quizá, más emblemática montaña de la provincia: el Puig Campana. Como comprobarás si te acercas a esta pintoresca población, sus callejuelas esconden rincones desde los que es posible disfrutar de un bello paisaje con el Mediterráneo como telón de fondo. 

Solo por esto, Finestrat está en nuestra lista de pueblos bonitos de Alicante. Pero además de por su casco antiguo y sus privilegiadas vistas, nos gusta visitar esta población del interior de la provincia de Alicante por su tramo costero. Lo que convierte a Finestrat en un lugar con encanto de Alicante tanto si te gustan los paisajes de interior como si prefieres las panorámicas marítimas. 

Y es que la Cala de Finestrat es un rincón del Mediterráneo que merece la pena conocer por su excelente playa y por sus coquetas terrazas frente al mar, pero sobre todo para emprender una de nuestras excursiones favoritas: el ascenso a la Torre del Aguiló.

Puedes comenzar esta ruta desde la misma Cala de Finestrat, ascendiendo por un agradable sendero señalizado a la sombra de los pinos. Y lo mejor de todo es que, durante la ruta y una vez llegues arriba, podrás gozar de una de las mejores vistas al Mediterráneo que conocemos. 

Si lo deseas, luego puedes continuar tu recorrido por una antigua vía pecuaria, la Colada de la Costa de La Vila Joiosa, que te permitirá acceder hasta el Racó del Conill, una de las más bellas calas de la Costa Blanca. 

Si quieres saber cómo llegar a Finestrat, haz clic aquí.

>>>Descubre los Mejores Alojamientos en Finestrat aquí.

Villajoyosa, una colorida y pintoresca villa marinera

Jardines y casas de colores típicas de Villajoyosa en otoño

La Vila Joiosa es una gozada en cualquier época del año para pasearla y recorrerla, pero sin los calores del verano disfrutarás de sus pintorescos rincones y terrazas sin agobios.

Y para este fin, nada mejor que realizar una visita guiada por su casco antiguo para conocer su historia y curiosidades. Para ello, puedes realizar un Free Tour totalmente gratuito que puedes reservar con antelación aquí. Seguro que disfrutarás visitando esta localidad considerada uno de los pueblos costeros más bonitos de Alicante.

Para reponer fuerzas después de tu Free Tour, puedes acudir a alguno de los estupendos restaurantes con vistas al Mediterráneo que jalonan el paseo marítimo, y después disfrutar desde la playa de la más típica estampa de esta villa: sus coloridas fachadas.

Para finalizar tu excursión a Villajoyosa puedes, por ejemplo, dar un paseo y perderte por tu cuenta por el Carrer Arsenal, Carrer del Pal, Pou o Sant Pere para contemplar el colorido de sus fachadas, unos colores que, según algunos lugareños, servían a los pescadores para identificar su hogar desde el mar. 

También convierte a esta villa en uno de los lugares con más encanto de Alicante el conjunto histórico-artístico de su casco antiguo, como por ejemplo la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, uno de los mejores ejemplos de Iglesia-Fortaleza existente en la provincia de Alicante; la Torre de Sant Josep, la mayor de las tres torres funerarias romanas mejor conservadas de España; y las Torres Vigía del siglo XVI o el recinto amurallado.

Si quieres saber cómo llegar a Villajoyosa, haz clic aquí.

Si quieres disfrutar de más vistas, visita la Ruta por las Calas de Villajoyosa en bicicleta.

>>>Descubre los Mejores Alojamientos en Villajoyosa aquí.

Villena y Biar, un paseo por la historia de Alicante

Vistas de Biar desde el Acueducto Ojival

Dada su cercanía, a tan solo 12 minutos en coche la una de la otra, te recomendamos una visita a estas dos históricas villas de la provincia si deseas descubrir dos de los lugares más bonitos de Alicante por su entorno y encanto tradicional pero, sobre todo, por su riqueza histórica y monumental. 

Villena es uno de los grandes tesoros de Alicante, con un gran “tesoro”, y además acoge uno de los castillos más emblemáticos e impresionantes de la provincia de Alicante: el Castillo de la Atalaya de Villena.

Esta fortaleza de origen árabe preside el casco antiguo de Villena y es uno de los lugares con más historia de Alicante, además de una perfecta atalaya para disfrutar de unas espléndidas vistas. Se trata de un impresionante castillo con doble muralla y que además atesora grafitos de la época musulmana. 

También el Museo Arqueológico, donde se conserva el denominado “Tesoro de Villena”, es un punto de interés de esta visita histórica y monumental. Se trata de un hallazgo de la Edad del Bronce con más de 3000 años y está formado por objetos de oro, plata, hierro y ámbar.

Pero de lo que nosotros disfrutamos más durante nuestras visita fue del paseo por el casco histórico, su Plaza Mayor y de las paraditas por las terrazas y bares tradicionales para picar algo y tomar unas cervecitas o disfrutar de los excelentes “caldos” de la zona. En cuanto a la gastronomía de Villena, de variada influencia, atesora manjares como el tradicional gazpacho, la gachamiga, el arroz y pata, o el triguico picao.

Descubre cómo llegar a Villena aquí.

Biar también atesora un importante patrimonio histórico y cultural que lo convierte en uno de los lugares con más encanto de Alicante, tanto a nivel monumental como paisajístico.

El Castillo de Biar, del siglo XII, está incluido en la ruta de los castillos del Vinalopó y, obviamente, es uno de los grandes atractivos de esta encantadora población del interior de Alicante. Declarado Monumento Nacional en 1931, conserva una bóveda almohade del siglo XII entre otros tesoros. 

Tras la conquista cristiana de Biar en 1245, el castillo cobró una gran relevancia en el sistema defensivo de la frontera meridional valenciana por su estratégica situación frente al reino de Castilla. Situado en un cerro rocoso a 750 metros de altitud, la imagen del castillo, visible casi desde cualquier punto de la población, es el emblema de Biar. 

Otros tesoros monumentales de este bonito pueblo de Alicante son el Santuario de Biar y el Acueducto Ojival.

El Santuario, de estilo neoclásico, destaca por el crucero con cuatro pechinas y pinturas al fresco de 1757 de gran valor artístico, así como por su portada de estilo rococó. Mientras que desde el Acueducto Ojival es posible contemplar uno de los paisajes más característicos y atractivos de Biar al atardecer, con la imponente presencia del castillo de fondo.

Biar, además, se encuentra en las estribaciones de la Sierra Mariola, rodeado de montañas y con una gran masa forestal con grandes pinadas. Así, otro de los principales atractivos que convierte a esta localidad en uno de los lugares con más encanto de Alicante es su red de senderos, como los PRV-55, PRV-155 y PRV-35.

Descubre cómo llegar a Biar aquí.

Jávea, uno de los pueblos costeros más bonitos de Alicante

Vistas de Jávea desde la Cruz de Portitxol

Jávea (o Xàbia en valenciano) es uno de los pueblos costeros más bonitos de Alicante y, sobre todo, un lugar con un encanto especial en el que todo el que llega descubre el característico estilo de vida mediterráneo. 

Y es que Jávea entra por la puerta grande en nuestra selección de pueblos bonitos de Alicante por muchas razones. Por la calidad de sus playas y calas, por sus paisajes marinos únicos, pero también por su gastronomía y el especial ambiente de sus chiringuitos y terrazas. Toda una oda al estilo de vida mediterráneo. 

Algunos de los sitios más bonitos para visitar en Jávea son:

La Cala Granadella. Situada a unos 10 kilómetros del centro, esta playa de roca y grava es una de las más bonitas y famosas de Alicante. En un entorno ideal que conecta el mar con la montaña y rodeada de pinos, en esta cala podrás disfrutar de aguas cristalinas y coquetos restaurantes para degustar un arroz frente al mar.

El Faro del Cabo de San Antonio. Uno de los lugares más bonitos de Alicante desde el que podrás disfrutar de unas vistas impresionantes, sobre todo al atardecer. 

La Cova Tallada. Una maravilla de la naturaleza que no puedes dejar de visitar si te acercas a Jávea o Denia. 

La Cala Barraca o Portitxol. También conocida por la cala de los instagramers, es un pintoresco y encantador rincón de Jávea donde encontrarás antiguas casas de pescadores con los característicos colores blanco y azul, así como una coqueta terraza con mucho ambiente y unas espléndidas vistas. 

El Paseo Marítimo y el Puerto de Jávea. Una zona perfecta para pasear y tapear. Excelente para disfrutar de la gastronomía mediterránea y pescado fresco recién llegado al puerto. 

La Playa del Arenal. Una de las más conocidas de Jávea y en la que podrás disfrutar de una gran variedad de terrazas, restaurantes y bares, así como de un gran ambiente en todo el paseo. 

Como comprobarás si te acercas a Jávea, este municipio atesora alguno de los lugares más bonitos de Alicante. Y si solo tienes un día, nosotros solemos optar por una ruta por alguna de las calas o parajes de montaña, y luego una visita al casco urbano para comer en alguno de los restaurantes cercanos al puerto.

Descubre cómo llegar a Jávea aquí.

Dénia, gastronomía y playas con encanto

Panorámica calas Les Rotes en Dénia

Uno de los enclaves más emblemáticos de la Costa Blanca, Dénia no es solamente un destino de playa sino uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Alicante para visitar y disfrutar de su nutrida oferta gastronómica. 

Su famosa gamba roja, su castillo y casco antiguo, y los bares y restaurantes de la zona del puerto convierten a Dénia en una visita imprescindible si deseas descubrir uno de los pueblos costeros más bonitos y con mejor ambiente de la provincia de Alicante.

Si visitas Dénia no te puedes perder:

El Castillo de Dénia. Uno de los principales atractivos, en pleno centro de la ciudad y localizado en lo alto de una colina, su origen se remonta a la época de la dominación árabe y hoy en día conserva algunas de sus torres, portales y murallas. Gracias a su ubicación, si realizas la visita disfrutarás de unas fantásticas vistas al puerto, al mar, a las montañas y al centro histórico. 

El Barrio Marinero de Baix La Mar. Una de las mejores zonas para pasear y perderse recorriendo las calles de uno de los pueblos costeros más bonitos de Alicante. Situado justo debajo del Castillo, este barrio albergó años atrás a marineros y pescadores hasta que se transformó en uno de los puntos neurálgicos de la gastronomía deniense. 

El Centro Histórico de Dénia. Además del antiguo barrio marinero de Baix La Mar, este bonito pueblo costero de Alicante atesora un centro histórico repleto de rincones con gran encanto.  No te puedes perder si visitas Dénia la plaza de la Constitución, donde encontrarás la Iglesia de Nuestra Señora del Loreto y el Ayuntamiento, el tradicional Mercado Municipal, la calle Loreto, repleta de locales comerciales, bares y restaurantes, o en Barrio Les Roques, situado en el acceso al Castillo y en el que encontrarás las antiguas casas repletas de color de la calle San Francisco. 

Por último, si te acercas a Dénia, no dejes de visitar sus playas y calas. Desde las más cercanas al centro, como la playa de las Marinas o la de Marineta Casiana; hasta las pequeñas calas cercanas a Les Rotes, camino de Jávea y la Reserva Natural del Montgó. 

Descubre cómo llegar a Dénia aquí.