Qué ver en Guadalest: conócelo este otoño

521

Rodeado por algunas de las montañas más emblemáticas de la provincia de alicante, Guadalest o El Castell de Guadalest es una visita imprescindible en otoño, cuando ya no hace tanto calor y hay menos visitantes. Además, gracias a que esta rodeado de parajes como la Sierra de Xortà, la Serrella, la Sierra de Bèrnia y la Sierra de Aitana, podrás disfrutar de un bello paisaje vestido de otoño. En este artículo descubrirás qué ver en Guadalest para sacar el máximo partido a tu visita.

Y es que, sin ninguna duda, septiembre y octubre son los meses en los que el Valle de Guadalest, uno de los principales atractivos turísticos de Alicante, muestra con más intensidad si cabe la gran belleza de su entorno natural. Algo que nos encanta, además, es que en esta época del año el disfrute empieza en el propio trayecto, cuando te vas adentrando en el valle y vas descubriendo las distintas tonalidades y colores del paisaje.

Cómo llegar a Guadalest

Llegar a Guadalest resulta muy fácil, a través de una carretera sinuosa, pero llena de atractivo, que lo conecta con las principales localidades de Alicante. El Castell de Guadalest está a tan solo 30 minutos en coche desde Benidorm y Altea, a unos 40 minutos de Villajoyosa y Calpe, y a tan solo una hora de la ciudad de Alicante. La mejor manera de llegar es el coche o moto, aunque también se puede llegar en autobús desde algunas ciudades.

Si como nosotros, te acercas a Guadalest por la carretera de Callosa d´Ensarriá podrás disfrutar de los colores del otoño en el Valle de Guadalest. Y es que el trayecto en sí, incluso antes de llegar a Guadalest, se convierte en una auténtica gozada, como podrás comprobar si accedes por esta ruta. Un poco más adelante, desde un mirador al borde de la carretera, ya vislumbramos el Castillo de Guadalest, cómo destaca en lo alto dominando todo el valle desde su campanario y desde la torre del homenaje de su fortaleza.

Solo por esta formidable estampa, Guadalest se ha convertido en uno de los pueblos más pintorescos y visitados de España. Una fama justificada, ya que pocos pueblos de Alicante y España están formados por murallas rocosas y tienen un acceso al recinto intramuros a través de un túnel y puerta principal tan bellos como los que nos encontramos al llegar a Guadalest. No exageramos al afirmar que se trata de un pueblecito único y lo tenemos muy cerca. Hoy, al mirar el paisaje de su entorno, destaca un olmo dorado, entre los olivos de los bancales y las pinadas. Como un lienzo pintado para crear una representación ideal del otoño en Alicante.

Por último, señalar que las aguas del río Guadalest, que nace en la población de Confrides y recorre todo el valle, son aprovechadas gracias al embalse que lleva el mismo nombre. Y el embalse de Guadalest ofrece un recorrido circular que bien merece una visita en exclusiva. Así como algunas de las poblaciones que forman parte de la Vall de Guadalest, Confrides, Abdet, Benifato, Beniardá y Benimantell, por ejemplo, en los que todavía está patente la huella de la cultura árabe que pervivió durante siglos en estas tierras. Pero de todo esto hablaremos más adelante…

El Castell de Guadalest, uno de los pueblos más bonitos de España

Guadalest se sitúa en lo más alto de una escarpada peña rocosa, dominando el valle desde su estratégica posición y está rodeado de imponentes montañas como La Sierra de Aitana o la Xortà. Su origen se remonta a la época musulmana, quienes fortificaron la villa y construyeron una de sus mayores atracciones en la actualidad: el Castillo de San José o Castell de Guadalest. Otro dato histórico relevante es que el pueblo contó con una importante población musulmana hasta el siglo XVII, fecha en la que Felipe III decretó la expulsión de los moriscos.

Su fortaleza, estructura y paisaje han cambiado desde entonces. Entre otras razones, por el terremoto de 1644, que destruyó parte del conjunto; y ya en nuestros días por la construcción del Embalse de Guadalest, durante el siglo XX, el cual aporta más belleza si cabe a este valle de tradición eminentemente agrícola. Hoy en día Guadalest está considerado como una de las visitas imprescindibles de la provincia de Alicante. Y aunque en verano puede estar algo masificado, en los meses de Septiembre y Octubre podrás disfrutar de forma más relajada de la visita.

Conocido también por sus museos, Guadalest tiene muchos otros atractivos para el visitante, como una deliciosa gastronomía o un excelente entorno natural. Se trata de un pueblo pequeño, de poco más de 200 habitantes; y visitar sus calles empedradas llenas de historia y un especial encanto te llevará solamente medio día. Uno de nuestros rincones favoritos del paseo: las fabulosas vistas desde lo alto del castillo.

Pocos lugares se me antojan tan especiales como Guadalest en otoño. Una de las joyas del interior de la provincia de Alicante que puede presumir de ser uno de los pueblos más bonitos de España. ¿Te apetece descubrirlo en detalle? Sigue leyendo si quieres descubrir los mejores rincones que ver en Guadalest y alrededores.

Qué ver en Guadalest

Como ya hemos mencionado, los orígenes de Guadalest se remontan a la época musulmana en la que se construyeron sus dos castillos en lo alto del pueblo aprovechando su localización estratégica. Y a finales del medievo los reyes otorgaron el título de Marqueses de Guadalest a una de las familias más importantes de la villa: los Cardona. También es importante para la historia de este pueblo la familia Orduña, y uno de los lugares imprescindibles que ver en Guadalest es su antigua casa.

Para conocer en detalle los rincones con más encanto y llenos de historia de Guadalest, te recomendamos realizar un Free Tour, una actividad muy demandada ya que resulta totalmente gratuita y en la que un experto te contará, mientras lo visitas, la historia y anécdotas del pueblo. No tienes nada que perder ¡es gratis! Así que solamente tienes que apuntarte a través del siguiente enlace y, si la visita es de tu agrado, paga la voluntad al finalizar el tour.

Reserva aquí un free tour por el centro de Guadalest

Desde 1974 Guadalest pertenece a la red de pueblos bonitos de España. Pero además desde el año 2016 Guadalest también pertenece a la Federación de los pueblos más bonitos del mundo. A continuación te detallamos los mejores lugares que ver en Guadalest y los motivos por los que no puedes dejar de visitar este emblemático pueblo de Alicante este otoño… o en cualquier otra época del año.

  1. El Túnel o Portal de Sant Josep

Una vez aparcado el coche o moto, disponte a callejear por el pueblo. Para ello, lo primero que encontrarás será el túnel o portal que da acceso al casco antiguo de la villa, una puerta que te da la bienvenida a la parte más alta y antigua del conjunto histórico. Y es que el Portal de Sant Josep es un túnel horadado en la roca que constituye la única entrada a la antigua ciudadela, en la que, además, un fotógrafo puede hacerte una foto que más tarde puedes convertir en un bonito recuerdo.

En la fachada principal podrás apreciar el escudo de la villa, y adentrarte en este túnel será el primer paso para dar inicio a la visita del pueblo. También será tu primera toma de contacto con las cuestas, porque Guadalest es muy bonito, pero también algo empinado. Aunque la recompensa merece el esfuerzo.

  1. La Casa Orduña (Museo Municipal)

Tu siguiente parada una vez atravesado el Túnel de San José podría ser la Casa Orduña. Esta casa señorial, construida y habitada por la importante familia Orduña, que estuvo al servicio de los marqueses, data del siglo XVII; y en ella se conservan muebles y decoración del siglo XIX y se realizan exposiciones. También da acceso al Castillo de San José, fortaleza de origen musulmán del siglo XI. El precio de la entrada es de 4€ adultos y 2€ niños. Sin duda, un imprescindible que ver en Guadalest.

Esta casa también alberga el Museo Municipal de Guadalest y si accedes a ella podrás conocer el mobiliario de la época y las estancias de esta antigua casa de nobles. La visita a la casa está bastante bien, pero lo más importante es que desde ella se tiene acceso al Castillo de San José, que veremos a continuación. Puedes encontrar más información sobre días de visita y horarios de esta casa y otros museos de Guadalest aquí.

  1. El Castillo de San José

El Castell de Guadalest o Castillo de Guadalest, también conocido como el Castillo de San José, fue un antiguo sistema defensivo o fortaleza de la población musulmana. Ubicado en lo más alto de Guadalest, sobre una gran roca, ofrece unas espectaculares vistas sobre el valle. En la parte alta del castillo encontrarás el Via Crucis y cementerio de Guadalest.

Construido inicialmente en el siglo XI, con el paso de los años algunas zonas del castillo han desaparecido debido a su antigüedad y sucesivos terremotos. Desde aquí también podrás apreciar los restos del Castillo de la Alcozaiba, del que solo queda una torre en ruinas.

Sin ninguna duda, el Castillo de San José es uno de los lugares más importantes que ver en Guadalest. De hecho, es un auténtico símbolo del pueblo. Algunos datos sobre este castillo que te pueden resultar de interés son: que los terremotos lo destrozaron en los siglo XVII y XVIII; y también que durante la Guerra de Sucesión se volvió destruir el castillo por completo. Hoy en día la subida al castillo está perfectamente acondicionada y se conserva bastante bien gracias a las obras de reconstrucción.

Nuestra recomendación es subir hasta la parte alta del castillo para visitar el cementerio, la Torre del Homenaje y contemplar desde allí la vistas al espléndido paisaje y a las murallas del castillo. Observa que Guadalest se encuentra a 587 metros de altitud, por lo que la vista desde su parte alta es espectacular.

  1. El Casco Antiguo y Medieval

Si algo hace tan singular a Guadalest es su casco antiguo y su ambiente medieval. Sus coquetas calles empedradas y otros pequeños detalles que te describimos a continuación hacen de Guadalest un pueblo, como podrás comprobar, con mucho encanto. No te puedes perder en tu paseo por El Castell de Guadalest lo siguiente:

El Campanario
Singular porque se trata de un campanario sin iglesia. Un lugar que te va a sorprender durante la subida al castillo es el campanario solitario que está completamente separado de la iglesia en lo alto de un risco. Junto con el castillo es otro de los elementos que ver en Guadalest que más destacan.

La Plaza de San Gregorio
Desde la que podrás disfrutar de las vistas del valle y del embalse de aguas turquesa. Se accede a esta plaza después de la visita del Castillo. Durante la bajada llegarás directamente a la plaza del pueblo, o Plaza de San Gregorio, donde está ubicado el Ayuntamiento de Guadalest y también las mazmorras medievales. Pero lo que más destaca desde esta plaza son sus vistas al Embalse de Guadalest desde el mirador. ¡Una auténtica pasada!

El Mirador de Guadalest
Y si te gustan las vistas panorámicas, además del mirador al embalse desde la Plaza de San Gregorio te recomendamos seguir tu paseo un poco más allá de la plaza para contemplar las murallas de Guadalest desde otra perspectiva.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Por último, si desciendes de la parte alta del pueblo hasta la zona fuera del casco antiguo, no puedes dejar de realizar una parada en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, situada justo al lado de Casa Orduña. Una iglesia sencilla pero coqueta del siglo XVIII de estilo barroco.

  1. Los Museos de Guadalest

Por razones que se nos escapan, pero quizá debido al gran atractivo turístico de Guadalest, en este popular pueblo de Alicante han proliferado museos de distintas temáticas y contenidos a lo largo de los años. Cabe destacar los siguientes:

Museo de las Miniaturas
Un museo bastante original en el que encontrarás obras de arte del tamaño de una aguja o de un pelo. Por ejemplo, la Maja Desnuda de Goya pintada en el ala de una mosca, las Meninas de Velázquez en un grano de maíz o la Estatua de la Libertad en el ojo de una aguja.

Museo Etnológico
Muy cerca del Museo de las Miniaturas encontarás esta casa típica del siglo XVIII convertida en Museo Etnológico. Su entrada es gratuita y en él podrás aprender más acerca de cómo era la vida antiguamente en el pueblo y los alrededores.

Belén y Casitas de Muñecas
Para los que buscan qué ver en Guadalest con niños creemos que este museo les encantará, ya que aquí podrán ver una colección de casas de muñecas a las que no las falta detalle, juguetes antiguos de todo tipo y hasta un belén ecológico. Un museo obra del artista Antonio Marco.

Museo de instrumentos de tortura o Museo Histórico Medieval
En este museo se exponen un sinfín de artilugios utilizados por la Inquisición y otros tipos de objetos de tortura tanto a nivel nacional como europeo.

Museo de saleros y pimenteros
Otro de los museos que ver en Guadalest es uno de los más raros que hemos visitado. De hecho, sólo hay dos museos de saleros y pimenteros en el mundo. Uno está en Tennessee (EEUU) y el otro en Guadalest. Cuenta con una colección de más de 20.000 saleros, muchos de ellos muy curioso.

Más información en la web oficial de Guadalest.

Ruta Circular del Embalse de Guadalest

Conocido como «La joya esmeralda», el Embalse de Guadalest es un hermoso paraje de aguas turquesa que recoge las aguas del río del mismo nombre. Si te has acercado a Guadalest en coche o moto, te recomendamos realizar esta visita a tan solo unos minutos del pueblo. Puedes acceder en coche hasta la presa del Embalse de Guadalest y desde allí realizar la ruta de senderismo circular alrededor del embalse, o bien simplemente dar un relajante paseo por este maravillo paraje rodeado de montañas.

Este bonito embalse ofrece la posibilidad de realizar una ruta de senderismo apta para todos los públicos consistente en rodear el pantano por un cómodo sendero. En este agradable paseo encontrarás abundante vegetación, muy atractiva en otoño, y unas maravillosas vistas de las montañas y de los pueblos del valle. Para realizar esta agradable ruta, simplemente dirígete en coche hasta la presa del embalse de Guadalest y después camina por la pista asfaltada que lo circunda.

Qué ver en los alrededores de Guadalest: el Valle

Otra alternativa para completar tu jornada puede ser la muy recomendable visita a alguno de los pueblos del Valle de Guadalest. El Castell es el más conocido, pero todos ellos albergan pequeños tesoros que merece la pena descubrir. Algunas de las poblaciones que forman parte de la Vall de Guadalest son: Confrides, Abdet, Benifato, Beniardá y Benimantell. En todas ellas está patente la huella de la cultura árabe que pervivió durante siglos en estas tierras y algunas esconden pequeños “templos” de la gastronomía local que no puedes dejar de visitar si te gusta el buen yantar.

Además, en esta época del año, los álamos se multiplican y visten los campos de colores de otoño por Benimantell. En Beniardá, con su lavadero antiguo, un parque infantil y un merendero junto a altos chopos de tonos dorados; y cerca de Benifato el colorido otoñal de las hojas caducas es un disfrute para la vista. Observar estas maravillas de la naturaleza en otoño mientras paseas o recorres los distintos pueblos con tu vehículo es, como comprobarás, un regalo para el espíritu.

Gastronomía local: dónde comer en Guadalest

Y si además de “alimentar” el espíritu deseas disfrutar de las especialidades locales, el Valle de Guadalest esconde un buen número de típicas ventas y restaurantes que harán las delicias de los que aprecian la cocina y productos tradicionales.

Y si se trata de tradición, uno de los platos estrella de la zona es la olleta de blat, u olla de trigo, un cocido preparado a base de trigo, verduras, especias y distintos tipos de carne de cerdo. Receta bastante contundente destinada a reconstituir a los viajeros. Guadalest también ofrece al visitante los «minxos», empanadas típicas de verdura, el conejo al alioli y las «pilotes de dacsa», un plato formado por bolas guisadas de maíz y carne. En cuanto a los productos locales, destacan el aceite de oliva virgen extra o los vinos.

Nuestros restaurantes favoritos de la zona son: el Mesón Ca Rafel, especializado en cocina valenciana, arroces y guisos, en Benimantell; la Venta de Benifato, con platos típicos de la cocina tradicional de la montaña alicantina; el Bar l’Era, en Beniardà; Restaurante Casa Paco, en Benimantell, carnes, embutidos y cocina tradicional; o el Restaurante Mari Pico, en l’Abdet, con unas fantásticas vistas.

Dónde dormir en Guadalest: los mejores alojamientos

El Valle de Guadalest ofrece algunos de los alojamientos mejor valorados de toda la provincia de Alicante, así que, si te lo puedes permitir, nuestra recomendación es pasar al menos una noche en la Vall de Guadalest para vivir una experiencia más completa y relajada, y disfrutar de su especial ambiente en otoño. A continuación te recomendamos algunos de nuestros preferidos:

Qué hacer en Guadalest y alrededores

Para finalizar y si deseas completar tu visita a Guadalest te proponemos una serie de actividades que creemos también pueden ser de tu interés:

Disfruta de un Free tour por Guadalest sin esperas.
Excursión a Guadalest y las Fuentes del Algar.
Visita Terra Natura, una reserva de biodiversidad en pleno Benidorm.
Realiza un Free tour por Polop de la Marina.
Descubre más actividades, rutas y pueblos con encanto en Alicante